Inicio » Experiencias » No esperemos ni un solo segundo: #HUMANIZA

No esperemos ni un solo segundo: #HUMANIZA

Aún recuero la primera vez que una antigua compañera me dijo… “¿Por qué dejamos pasar a todos los familiares a la habitación si esa persona está muy mal? Por eso mismo, porque es el momento de que esté con los suyos, porque es un derecho y porque a mí también me gustaría que fuera así si me pasara lo mismo”.

Humanizar via ShutterStock

Humanizar via ShutterStock

Empezar este post de esta forma puede parecer un poco pretencioso, pero no es el caso. Profundamente pienso, que no podemos perder ni un solo segundo en humanizar un poco más la asistencia sanitaria, los cuidados que prestamos y la manera de entender nuestra profesión. La tecnología, los avances científicos, las evidencias, la excelencia en los cuidados no se entienden sin unos cuidados cercanos a pié de cama. Porque los pequeños gestos importan, y mucho.

Mírame, Diferénciate: humanizar que no es poco.

Los que ya me conocéis sabéis mi implicación en la iniciativa que comenzó hace ya hace algunos años y que emergió de las redes sociales como cuando un conejo sale de la chistera del mago. Pura magia. “Mírame, Diferénciate” tuvo un gran impacto en redes sociales, en medios de comunicación, incluso el prestigioso British Medical Journal se hico eco de la noticia, pero no llegó a todos los sitios donde hubiéramos querido. Eso sí, contagiar contagiamos (nuestra embajadora Delia en Asturias lo está haciendo muy bien con #12meses12gestos) y por otro lado, vemos como grandes iniciativas se ponen en marcha.

Humanización de los Cuidados Intensivos: Proyecto HU-CI

A principios de años nos hacíamos eco de la iniciativa  “Proyecto HU-CI: Humanizando los Cuidados Intensivos”. Un proyecto de investigación multidisciplinar, nacional e internacional, que pretende humanizar los cuidados intensivos, servir de foro y punto de encuentro entre pacientes, familiares y profesionales y difundir los cuidados intensivos y acercarlos a la población general.

En este vídeo, Gabriel Heras (Fundador del Proyecto) nos cuenta en que consiste esta iniciativa, avalada por la Sociedad Española de Enfermería Intensiva y la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias.

#HUMANIZA y la Declaración de Torrejón para la Humanización de los Cuidados Intensivos

Hoy, en un paso más de @HumanizalaUCI, nos sumamos a la puesta en marcha del hashtag #humaniza con el que pretendemos compartir y apoyar la Declaración de Torrejón para la Humanización de los Cuidados Intensivos. Nosotros ya la hemos firmado como prueba de adhesión al manifiesto e iniciativa. Te invitamos a hacerlo también, para lo cual, al final de este post, tienes acceso tanto a la descarga de la declaración como el enlace para firmar el documento.

No quiero terminar esta publicación de apoyo y concienciación sobre este importante tema, sin olvidar una de las reflexiones de Mayte Moreno, en relación a las visitas de familiares en las Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos:

Hagamos lo posible para cambiar nuestra práctica clínica adecuándola a la evidencia existente y no permitamos que nuestras necesidades, intereses y creencias permitan robar ni un sólo segundo a nuestros pacientes y a sus familiares, para que puedan compartir esa etapa de sus vidas de la forma que ellos decidan…

No esperemos ni un solo segundo #humaniza.

1 segundo via ShutterStock

1 segundo via ShutterStock

Declaración de Torrejón para Humanización de los Cuidados Intensivos

Nosotros, los profesionales sanitarios que trabajamos en las Unidades de Cuidados Intensivos, los pacientes, y sus familias, afirmamos que es necesario (y posible) un cambio en nuestra manera de relacionarnos. La sofisticación de los cuidados y la alta tecnología se han erigido como la máxima expresión del deber de curar y cuidar. Pero su evolución y mejora, necesaria y deseable, no puede ocultar la faceta humana y emocional que la relación entre los profesionales sanitarios y los pacientes y las familias mantiene desde sus orígenes. Convenimos que la ciencia y los mejores valores humanos deben reunirse de nuevo para dotar de un sentido holístico a nuestra vivencia profesional y personal de la enfermedad crítica.

Por ello, reconocemos que todos nosotros somos depositarios de derechos que faciliten que la dimensión humana adquiera una importancia paritaria con los mejores avances técnicos.

  • Los pacientes admitidos en las UCI y sus familias tienen el derecho irrenunciable a una atención integral, que incluye, junto con unos cuidados clínicos excelentes, el mejor soporte emocional y la tecnología con mayor evidencia de efecto disponible. Sólo así se pondrán en valor unos cuidados intensivos sostenibles.
  • Los profesionales del enfermo crítico, expuestos a situaciones de estrés laboral y emocional, precisan trabajar en ambientes seguros. Entornos que favorezcan el trabajo en equipo, motivando y reduciendo el desgaste profesional.

Para alcanzar estos objetivos, los profesionales del paciente crítico, otros profesionales sanitarios, pacientes y familias nos comprometemos a trabajar juntos en las siguientes líneas de acción:

  • Mejorar la comunicación y el trabajo en equipo, incluyendo al paciente y a la familia.
  • Facilitar una información más adecuada a pacientes y familiares.
  • Flexibilizar los horarios de visita hasta conseguir que las UCI sean de puertas abiertas para los familiares.
  • Fomentar la participación de los familiares en los cuidados del paciente y en la toma de decisiones.
  • Medir e incrementar la satisfacción de pacientes y familiares
  • Promover mejoras estructurales y arquitectónicas en el diseño de las UCI.
  • Evitar el deterioro del clima laboral, combatiendo la insatisfacción profesional, la desmotivación, y los factores de estrés percibidos.
  • Ofrecer soporte adecuado al profesional en situaciones de crisis.
  • Humanizar los cuidados al final de la vida y el proceso de morir.
  • Resolver los conflictos potenciales desde la bioética
  • Brindar la formación y entrenamiento para la adquisición de las competencias relacionales necesarias para llevar a cabo todo lo anterior de forma adecuada.
  • Investigar para mejorar la evidencia científica disponible

El trabajo de mejora desarrollado en estas tareas promoverá unos Cuidados Intensivos integrales, sostenibles y de mayor calidad, con pacientes y familias más satisfechas, y profesionales más motivados. Un lugar donde el ser humano y el desarrollo tecnológico vayan de la mano para satisfacer las necesidades de todos los diferentes protagonistas que conviven en ellas.

Todo ello debe acompañarse de estrategias y políticas institucionales que apoyen la implantación de las mismas, y promuevan la formación e investigación en esta área.

Los abajo firmantes nos comprometemos a trabajar para generar el cambio, difundir el contenido de esta Declaración, y conseguir por extensión una atención sanitaria más humanizada.

Puedes adherirte a la Declaración de Torrejón firmando aquí

Etiquetas :
Post anterior
Post siguiente

Sobre Serafín Fernández-Salazar

Padre, Enfermero y Bloguero. Cofundador de La Factoría Cuidando. Coordinador de #PiCuida, Red de Cuidados de Andalucía. Si quieres más información sobre mis proyectos, pásate por www.lafactoriacuidando.com
Antes de realizar un comentario, lee estas normas:
- No escribas comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Cíñete al tema del artículo en cuestión.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Utiliza adecuadamente el español.
- Tu comentario no se publicará inmediatamente porque será moderado, ten un poco de paciencia.
- Todos los comentarios que no cumplan con estos requisitos serán eliminados.

Gracias por tu sensatez.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

*

Subir